22 ene. 2012

The Gift en el Teatro Lara

Explosión primaveral en pleno Enero


Dos días consecutivos, 18 y 19 de Enero, ocuparon The Gift el escenario del Teatro Lara de Madrid para presentar su último disco: Primavera, vestido y contenido en riguroso blanco y negro intimista. El reverso de  Explode, todo color y algarabía. A mi me tocó ocupar la butaca nº 1, de la 1ª fila, del entresuelo, en el primer día. Así que pude seguir desde una posición privilegiada la evolucíón de los siete músicos (más uno en camino) de la banda más internacional del país vecino. No hubo asientos vacios, apesar del encuentro  Madrid-Barça que se disputaba aquella noche.


En esta ocasión no voy a contar lo bien que nos lo pasamos, lo fantásticos que son estos músicos en directo, su interación, bromas y chascarrillos entre ellos y con el público, o la perfecta compenetración entre la voz  profunda de Sonia Tavares y el buenrollismo de Nuno Gonçalves "estoy esperando que Ronaldo meta un gol"  Me voy a ahorrar palabras puesto que este grupo de lo que está sobrado es de halagos, asi que voy directa al grano.


PRIMER ACTO: PrimaveraBlack, La Terraza, Meaning Of Life, Les Tulipes De Mon Jardin, Variações Sobre La Primavera...  Melancolía y emoción a raudales. Algunas lágrimas cayeron del entresuelo al patio de butacas.





DESCANSO...


SEGUNDO ACTO: Explode. Cambio de vestuario, colores brillantes a lo Fama esparcidos por todo el escenario para ambientar un nuevo registro musical: Suft Full of Colours, RGB, la larguísima The singles, Made for You... El futuro octavo componente de la banda bailaba como uno más en el vientre de la futura mamá Sonia Tavares, mientras el público animado por Nuno Gonçalves se levantaba de sus butacas "no os cortéis, estamos aquí para saltar y bailar!!" o "Me acaban de comunicar que hay que abreviar, a las 12 y cuarto chapan el local jjajajaj a las 12 y cuarto chapar en un Madrid?... El mismo acabó bailando junto a los espectadores en la platea. Fiesta, fiesta y más fiesta es lo que nos gusta a los madrileños y ésto es  lo que The Gift sabe comunicar con tanta generosidad.




BAJADA DEL TELÓN: Aplausos, vítores y bises (In Repeat)
                                         Más Aplausos, vítores, gritos, "Viva Portugal!!" desmadre y muestras de halagos, cariño y agradecimientos por todas partes. Enamoramiento colectivo.


YA EN LA CALLE: Sonrisas en la puerta del teatro. Un par de copas en un bar muy kitsch con grandes éxitos sixties y el punto y final con el reggeaton del taxista que me acercó a casa. Mucho color para terminar una noche de un miércoles cualquiera.