13 jun. 2011

Crack in Austin + Welington Iris Black Warrior

CIA es una de esas bandas que opinan que:


- La actitud y la pasión lo es todo en un grupo.
- Madrid está muy bien, si, pero los músicos españoles parecen encogidos. No lo dan todo.
- Melendi es un tio blando. 

Crack in Austin nació en madrid en el 2006 con la única intención de soltar adrenalina machacando guitarras y baterias al salir del curro. Una de esas bandas surgidas al calor de un estrecho garaje (en su caso una especie de granja a las afueras de la urbe)  que a fuerza de sudar han echado músculo y ahora no hay quien les baje de la rampa hacia el éxito. Actualmente los componentes son: Marco rebautizado como Marc Jitters (guitarra), Johnny Condor al bajo, Juancho a la bateria,  Sergio en teclados/guitarra y Capitán Phil Star, éste si, muy americano, lo que le da una credibilidad total al conjunto, acaban de sacar disco: Motor Glam with Leather Wing, en cuyo titulo está la esencia. 





DI Black y yo nos chocamos con esta super banda punk-rock-garajera en el Wurlitzer un lunes después del curro (¡0!), pero la primera sorpresa fue el primer grupo de la noche:


Wellington Irish Black Warrior, grupo nórdico (Suiza) como tanto gustan a los programadores del local, nos sorprenden con un rock psicodélico sesentero de ese que te envuelve con su ruidismo experimental para transportarte a un mundo interior vibrante muy bien armado, intenso, de alto voltaje y una calidad muy muy poco común ¿qué hace un grupo de tal calibre  tocando un lunes rodeado de escasas 30 personas, si es que llegan? Aunque sólo sea por Reykingar Drepa, su tema estrella, no dejen de escucharlo.















Después de la buena onda provocada por los suizos, lo que venga a continuación dificilmente parece superable. Recordemos que es lunes, un lunes cualquiera en el que se sale sin esperar nada especial a cambio de los escasos 5 € que hemos pagado por la entrada.

Imponente error. Después de la psicodelia, viene la fiesta. En bruto. Nos encontramos frente a un front man que hace de su cuerpo un instrumento completo. Desnuda su voz punkera, su cuerpo rockero y envuelve el sudor en purpurina mezclado con más tequila! que no deja de pedir a los de la barra. El Capitán es de esos cantantes que se entregan al público a lo bestia, sin concesiones, es más, quiere al público en su bolsillo desde el primer tema. Su público no puede ser el tipico popero blandengue... aqui se viene a darlo todo o no se viene. Los flashes no dejan de explosionar, incluído el del batería que deja las baketas para inmortalizar con su cámara como el Capitán se retuerce en el suelo introduciéndose el micrófono allá donde termina la camiseta o pidiendo a gritos alcohol para seguir quemando el escenario... Crack in Austin es de esos grupos que no entienden la vergonzosa costumbre de muchos garitos madrileños en los que si quieres tocar has de tocar gratis sin recibir nada a cambio y en ocasiones incluso tienes que pagar y hasta las copas. 

Crack, con su bonito nuevo disco tanto en formato CD, vinilo o digital es un grupo que sin duda donde rompe y rasga es en directo y eso no se compra en tiendas.