12 may. 2010

SHUARMA directo al Sol

Jueves 6 de Mayo 2010

Energía pura





Juanma Álvarez hace tiempo pasó de Elefante poderoso y místico a duende humano y místico, aunque en cierta entrevista reniegue del segundo adjetivo que tanto le define. Discrepo. Algo de espiritualidad debe emanar este personaje cuando a eso de las 00:00 horas de una noche perfecta para soñar entre las sábanas, una fuerza extraña me arrastra hasta la sala El Sol donde me uno a otra desquiciada de la música que tampoco pensaba mover sus piernas del tresillo.

Con muy pocas esperanzas de encontrar entradas ante el cartel de "todo vendido", el portero, como un elegido del destino, decide dejarnos pasar al concierto a mitad del precio oficial. La segunda señal de la energía positiva en cuestión ocurrió cuando al abrirme paso entre la muchedumbre hasta la barra y pedir dos birras el camarero me hace un gesto de "no me debes nada" Me quedo estupefacta. Pero aquí no termina todo, la racha positiva continúa y nos empuja hasta las primeras posiciones junto al escenario dejando atrás incluso a Nacho Vega, que se ve obligado a estirarse para adivinar algo entre tantas cabezas.


y así es como terminamos deslumbradas frente a la fuente de energía:



Enormes canciones llenas de amor universal distribuidas en pequeñas dosis de cristal transparente no recomendables para movimientos de animal mastodóntico y sin embargo aquí están, vibrando con una calculada sonoridad en manos de un gurú del pop-rock que literalmente se mete al público en la garganta. Acabo coreandolo todo, hasta las canciones que jamás he escuchado "Vuélvelo a intentar", "...Otra ráfaga de luz iluminando el punto en el que estas tú" Conexión total. Muy interesante Shuarma en solitario, que no solo en el escenario sino maravillosamente arropado por su nueva banda que lo clava.

Una vez más compruebo la valía de los buenos músicos en directo, y este tipo, con pinta de Tino Casal decolorado luciendo un jersey semi transparente que retuerce sin compasión, hace del escenario su Zoo particular donde recupera el poder de los Elefantes en
"Somos nubes blancas" o con "Azul", aunque atrapado en una constante melancolía: "Aún no se donde estoy", "Falta de amor" Despierta... es El Poder de lo frágil, un disco que suena muy bien enlatado pero que se saborea infinitamente mejor en vivo.

Para rematar, Shuarma sube a su espacio mágico a un par de buenos invitados: Morty (que poco aprovechado está este Fantástico Hombre Bala...), Susu, su dulce Media Luna, también atrapada en un amplio jersey de lanilla nada primaveral; y finalmente yo, que no subo a los micrófonos pero que me considero medio invitada por el portero y el camarero del Sol.



Robarle horas al sueño no está mal si es por una buena causa, hasta que empiezas a ver luces extrañas que acaban fundiéndose con la electricidad de la noche siguiente (mañana TAB) Felicidad y locura.