29 ago. 2005

AMARAL

S.S. DE LOS REYES (MADRID)
¿Qué hago yo un domingo a las 7 de la tarde a la cabeza de una cola llena de yogurines y yogurinas con camisetas negras estampadas con el logo de un famoso grupo maño?.. Pues eso exactamente...Según mi madre: "Nunca superarás la adolescencia" y razón tiene, que cuesta demasiado eso de hacerse mayor
Ivan Ferreiro lo sabe.




Todo empezó el sábado por la mañana cuando me encontré por casualidad a Gemutxi, mundialmente conocida como la fan nº1 de Amaral a quien sigue con devoción, carretera y manta junto a la Antilopanda ¡XDios que hagan un sitio ya en la camioneta a la muchacha!. No me extrañó nada cuando me contó que llevaba ya 14 conciertos a sus espaldas, que repetía el domingo en San Sebastián de los Reyes y que si me apuntaba... y yo que miro detrás: Mucho Creamfields, mucho festi, mucha rave salvaje, mucha electrodosis acumulada en mi piel kemada pidiendo a gritos un poquito de rock and pop "tranquilito" por favor... claro que eso de tranquilito... Si alguno de ustedes todavía no ha tenido la oportunidad de ver en directo a Eva Amaral se están perdiendo "los poderes paranormales de una verdadera heroina de cómic" elevándose sobre miles de cabezas que cada noche llenan estadios, campos de futbol, recintos feriales, polideportivos e incluso a veces teatros.

Después de hacer la cola y pagar mis 15 euros, of course y con el sol todavía pegando, compruebo como aún en pleno siglo XXI (q frase tan obsoleta) siguen quedando fans de verdad, de esos que luchan y se tiran literalmente gradas abajo para pillar la primera fila en cuanto se abre la veda. Todavía son las 8 de la tarde y la fiesta no comienza hasta las 9 y media. ¿Qué hacer durante tan larga espera? los Antílopes, Gema, Isra (se que te gusta mi coche pero te advierto que chupa más gasofa que todo el comboy de Amaral con sus 35 toneladas de equipo técnico), Maki con madre incluída (quiero una madre como esa!!!), Miguelukiiiiiiiii y más que son muchos, pasan el tiempo como pueden: unos Minis, ojear fotos de conciertos, comentar las noches sin dormir... Menos mal que la musiquilla que nos ponen para amenizar es potable: Franz Ferdinanz, Strokes y cosas de ese estilo. Se nota la vena sesentera que fluye por los de Aragón.

El sol se apaga del todo. Miro hacia atrás, no hay lleno total, pero tiempo al tiempo. Ya hay cierto movimiento en el escenario, los focos se mueven mientras un montón de pantallas de televisión llueven del escenario. Parece que esto se pone en marcha. NO. aún deberemos esperar estoicamente hasta las 10 y media cuando se sube al escenario el artista invitado:



Josele Santiago ex Enemigos, cebolla rapada y camisa blanca, más el guitarrista gallego Pablo Novoa, ex Golpes Bajos. Supieron mantenerse arriba a pesar de los silbidos del público, no es que lo hicieran mal, más bien todo lo contrario, el problema es que el 80% de los presentes ignoraba quien era ese tipo afeitado cantando con una profundidad disimulada bajo una voz canalla a lo Jaime Urrutia. Estos dos grandes de toda la vida casi tuvieron que pedir disculpas por pisar un escenario que parecía casi robado a los ojos del público, puede que demasiado joven para recordar...
Ferpectamente .

23 horas. Noche absoluta. vuelvo a mirar atrás, ahora si que se puede decir que el auditorio está a reventar, una cabeza de alfiler más y explotaría el recinto en mil pedazos. La escenografía es impresionante, las pantallas de televisión suben y bajan como si lo llevaran haciendo toda la vida; Los visuales muy trabajaditos. Es fácil quedarse atrapada por las imagenes acopladas al ritmo de "Pájaros en la cabeza", garabateando monigotes para "Rosita" o cayendo "en el Rio" como millones de eléctricas libélulas blancas.







Todo comienza con un intro de la Velvet Undergroud que nos hace viajar en el tiempo para jugar con florecillas y psicodelias. De pronto, cae completamente El Universo sobre Eva Amaral llenando el escenario con un tutú negro enseñando piernas gym. Juan con su gorro habitual, a la batería Carlos Gamón, al bajo; Javier Pedreira guitarra, Angel Luis al teclado, más l70 personas que están detrás de la gira apoyando logísticamente. Las canciones del último disco se mezclan con temas de los cuatro discos anteriores. Muy emotivo y especial fue el momento de "Mi alma perdida", (no se con que cereales acompañaba esta chica el colacao para que esas cuerdas vocales vibren de esa manera?) o "Tarde para cambiar"...





Juan de pronto se queda sin Eva y se lanza tímidamente con "Tardes", que para eso es completamente suya.


Estaban a punto de comenzar los bises cuando justo detrás de Maki aparece un tipo extraño con ojos de loco buscando pelea. De pronto sentí el pánico en mis huesos. No es la primera vez que me choco con ese tipo de mirada fría. De pronto el tipo se queda mirando directamente a Eva alzando su brazo en plan Nazi, dejé de vibrar para comenzar a temblar. De pronto me sentí como Alicia, todo se volvió pequeño: Amaral con toda su orquesta, su espectacular puesta en escena desaparecía bajo mis pies mientras ese loco se hacía gigante.


El concierto terminó, el intruso loco lo jodio. salí huyendo por pies. Busqué el coche casi con desesperación, me subí y aceleré hasta Madrid con el pie pegado al pedal endemoniado.